Piel grasa

Piel Grasa y Dermatitis seborreica

Hoy os queremos trasladar una de las consultas enviadas por una de nuestras seguidoras, María. Muchas de vosotras os sentiréis identificadas con los problemas que ella nos traslada, por este motivo, estoy segura que os interesará la respuesta dermocosmética ofrecida por Elisabel:

¡Hola! He oído maravillas de Skinceuticals y al ver que tenéis un amplio catálogo de sus productos no me aventuro a comprar dando palos de ciego. Os quería preguntar qué productos de ellos me recomendáis. Tengo 31 años y PIEL GRASA con DERMATITIS SEBORREICA. Tengo la piel bastante cuidada, de hecho me echan menos edad de la que tengo, pero hay dos cosas que no termino de controlar:

  1. Tengo por toda la frente una especie granitos internos, que parecen como minirelives de la piel, pero en realidad son granitos (creo que se llaman comedones blancos o algo así).Son minúsculos pero hace que la piel de la frente no se vea uniforme.
  2. Poros abiertos en la zona de las mejillas.

Teniendo en cuenta mi tipo de piel y las afecciones que os comento ¿cuál creéis que sería la selección de productos más recomendables para mí? ¡MUCHAS GRACIAS!

Respuesta:

Hola María,

En primer lugar permítenos darte las gracias por confiar en nosotras. Te aseguramos que los productos SkinCeuticals  son tan magníficos como te han dicho, solo hay que elegir los idóneos para tu tipo de piel pero tranquila nosotras estamos dispuestas a ayudarte en la elección de los mismos.

Como cualquier rutina siempre debes comenzar por la limpieza y para ello te recomendamos que uses Simply Clean un gel limpiador reductor de poros para pieles grasa o mixtas que combina el poder exfoliante de los hidroxiácidos para eliminar impureza, exceso de grasa y los restos de maquillaje, con una mezcla de extractos botánicos de acción calmante, suavizante y astringente. Tras la limpieza no te olvides de aplicarte un poco de tónico como Equalizing toner que además de terminar la limpieza, cierra los poros restaura el pH de la piel, calma y tonifica.

Por la mañana, tras la limpieza hay que aplicar unas 4-5 gotas de antioxidante, Phloretin CF para  proteger la piel de los radicales libres que producen el sol, la contaminación, el humo y el estrés y que provocan un envejecimiento prematuro de la piel. Este sérum contiene vitamina C pura, vitamina E y phloretina esta fórmula reduce los signos visibles de la edad, especialmente la intensidad de manchas y el tono no uniforme de la piel, así como las líneas de expresión y arrugas que aunque ahora no te preocupen nunca está de más evitar su aparición.

Para evitar la formación de los comedones que tienes en la frente y controlar tu dermatitis seborreica te aconsejamos usar Blemis+Age Defense un potente sérum oil free formulado a base de ácidos exfoliantes para disminuir las imperfecciones y corregir los signos del envejecimiento. Contiene un potente e innovador activo, el ácido dioico que reduce la producción de sebo, actúa frente a P. acnes (bacteria responsable del acné) y disminuye la inflamación. Bastan unas 4-5 gotas para mantener la dermatitis seborreica a raya.

Tras los serums llega el momento de hidratar, en este caso Daily Moisture es tu crema. Además de aportarte la hidratación y nutrición que necesitas, reduce el tamaño de los poros sin aportar nada de grasa y dejando la piel suave, con un aspecto sano y mejorado.

Finalmente, antes de salir de casa, no nos podemos olvidar el fotoprotector que no solo nos protege del sol, sino que evita que te queden algunas marcasSheer Mineral UV Defense es un fotoprotector ultra fluido 100% mineral que además de proporcionar un acabado mate y sedoso aumenta las defensas naturales de la piel y contiene antioxidantes que neutralizan los radicales libres.

María, por la noche debemos comenzar con la misma limpieza que realizamos por la mañana. Para ello te recomendamos que uses Retexturing Activator un sérum que aúna dos mecanismos: renovación e hidratación. Retexturing Activator consigue igualar, sin efectos secundarios, los resultados de un peeling dermatológico basado en ácido glicólico al 20%. Usado a diario consigue atenuar manchas, imperfecciones de la piel como las que tienes en la frente, lineas de expresión, tamaño de poro,…

Tras Retexturing Activator has de volver a hidratar la piel con la misma hidratante que usaste por la mañana, Daily Moisture.

María el correo ha quedado bastante extenso pero una rutina dermocosmética completa requiere, como has visto, varios pasos y queríamos que todos te quedaran lo más claro posible no obstante si requieres que te aclaremos algo más o te hablemos de algún otro producto no dudes en volver a contactar con nosotras, estaremos encantadas de ayudarte. 

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en Piel grasa, SkinCeuticals, Tratamientos, Tus preguntas

Cómo cuidar la piel antes de dormir

Sé que después de un laaargo día de carreras, trabajo, niños, atascos, …. lo que menos nos puede apetecer es plantarnos delante del espejo a limpiarnos el rostro y aplicarnos nuestro tratamiento dermocosmético nocturno.

Quizás si os digo que después de un laaargo día de carreras, trabajo, niños, atascos,… estoy deseando dedicarme 5 minutos a mí, solo y exclusivamente a mí, quizás así, sí que no se nos olvidaría nunca algo tan fundamental y esencial para nuestra piel como es el tratamiento nocturno.

Durante las horas de sueño es cuando nuestra piel, que nunca duerme, aprovecha para aumentar la síntesis tisular de ahí que sea entonces cuando se lleve a cabo la reparación de todo el daño que sufre durante el día.

Hay tres pasos fundamentales que no debemos olvidar antes de irnos a la cama: limpiar, tonificar y tratar.

Aunque pensemos que tenemos la piel del rostro limpia porque ni siquiera nos hayamos maquillado, he de deciros que a lo largo de la jornada se va acumulando polvo, humo, células muertas, sudor,… que obstruyen los poros de la piel e impiden la normal renovación celular de la misma.

El uso de un limpiador facial bien sea leche limpiadora, gel, mouse, o solución micelar nos ayudará a eliminar cualquier impureza, solo hay que elegir el limpiador adecuado para nuestro tipo de piel.

Una vez limpio el rostro hay que aplicar un poco de tónico que no solo termina la limpieza, si no que ayuda a restablecer el pH de la piel y a cerrar el poro.

Finalmente tras la limpieza llega el momento de darle a nuestra piel lo que más necesita y  para ello primero debemos saber qué tipo de piel tenemos y cual es su principal necesidad ya que no es igual tratar una piel acnéica que una piel madura,… Una vez identificado la principal necesidad de la piel podemos aprovechar el momento de renovación celular para aplicar  productos  cuyos activos aumenten dicho proceso de forma directa o indirecta o bien que la renovación celular favorezca la penetración de dichos activos, por ejemplo:

-         Retinol 0.3 de SkinCeuticals, un concentrado de retinol puro que acelera la regeneración celular y estimula la síntesis de colágeno consiguiendo así eliminar arrugas, imperfecciones, hiperpigmentaciones,…

-         Las ampollas Alfa-Peeling de Martiderm que con su contenido en AHA, colágeno y ácido hialurónico renuevan e hidratan la piel preparándola para el posterior tratamiento facial.

-         Krono-Age Sérum de Martiderm, tratamiento global del envejecimiento cutáneo. Unas cuatro gotas son suficientes para conseguir una piel hidratada, reafrimada y reparadora.

-         Masque confort de Lierac. Si tienes una piel seca o necesitas un extra de hidratación aplica esta mascarilla tras una buena exfoliación de la piel y déjala actuar toda la noche, a la mañana siguiente tu rostro lucirá hidratado y confortable.

Creo que 5 minutos  mimando nuestra piel pueden aportarnos beneficios para toda la vida así que os animo a aprovecharos del “insomnio cutáneo” y si no sabéis que complemento nocturno sería el más idóneo para vuestro tipo de piel siempre podéis consultarme, estaré encantada de ayudaros.

 

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en Lierac, Martiderm, SkinCeuticals, Tratamientos, Trucos

Cómo eliminar los puntos negros

Los comedones abiertos, comúnmente conocidos como puntos negros, son unas alteraciones no inflamatorias que aparecen en pieles con tendencia acnéica o en cualquier piel con una limpieza inadecuada, debido a la oxidación de las grasas presentes en el canal del folículo pilosebáceo especialmente, en nariz y barbilla.

Tratarlos a tiempo es fundamental, no solo por su repercusión estética, si no porque pueden evolucionar a pápulas, pústulas e incluso en algunos casos a quistes, todos ellos, son alteraciones dolorosas, inflamatorias y más o menos profundas que pueden afectar al límite dermohipodérmico.

Hasta hace muy poco existía la falsa creencia de que una limpieza agresiva era la solución para terminar con los puntos negros, hoy día, se ha demostrado que lo fundamental es llevar a cabo una higiene diaria constante y con los productos adecuados, es más, el uso incontrolado de productos agresivos pueden desembocar en un agravamiento de las lesiones y una irritación de la piel.

Los geles sintéticos (Syndet) son los aliados perfectos para terminar con los comedones tanto abiertos como cerrados, no solo eliminan el exceso de grasa, sino que también terminan con las células muertas, suciedad ambiental,… Effaclar gel de la Roche-Posay es perfecto para pieles sensibles con tendencia grasa, y Blemish+Age Cleansing gel de SkinCeuticals exfolia y descongestiona la piel suavizando las imperfecciones e iluminando la piel madura.

Tras la limpieza hay que secar muy bien el rostro, cuello y escote y aplicar un poco de tónico astringente que además de complementar la limpieza, restablece el pH de la piel y cierra los poros.

Tras la limpieza diaria hay que aplicar un cosmético especialmente formulado para terminar con este problema y que aporte el agua que necesita esta piel sin sobrengrasarla ni irritarla y a ser posible con un alto contenido en activos cicatrizantes  y regenerantes. El nuevo Effaclar Duo+ no solo hidrata y reduce las imperfecciones si no que también corrige y previene la aparición de las marcas.

Al menos una vez a la semana es recomendable realizar una exfoliación profunda y aplicar tras ello una mascarilla limpiadora. Con el exfoliante conseguimos renovar la piel, eliminar impurezas y aumentar considerablemente la eficacia de cualquier tratamiento que apliquemos tras él. Personalmente, si la piel no es extremadamente sensible, prefiero los exfoliantes físicos como el de Martiderm que contiene óxido de aluminio y gránulos de sílice de acción abrasiva  y exfoliante y ácido salicílico que actúa como antiséptico y seboregulador además de la bentonita y el óxido de zinc que desincrustan y absorben el sebo.

Aquell@s que tenéis la piel algo sensible, o que simplemente no os gustan los exfoliantes físicos os diré que existe en el mercado un exfoliante químico hidrosoluble capaz de reducir el tamaño del poro y dotar a la piel de un tacto más suave, me refiero al ácido glicólico. Si tengo que recomendar un cosmético a base de éste, ese es sin duda Retexturing Activator de SkinCeuticals ya que a diferencia de otros es perfectamente combinable con otros productos y se puede usar a diario sin riesgo de lesión.

Como mascarilla purificante os recomiendo dos: la mascarilla purificante de Martiderm y Clarifying Clay Masque de SkinCeuticals, ésta además de eliminar células muertas e impurezas disminuye las líneas de expresión, arrugas e hiperpigmentaciones al mismo tiempo que suaviza la piel irritada.

Mi último consejo para erradicar los puntos negros creo que es el más importante y el que más se olvida: no tocar, bajo ningún concepto, los comedones de este modo evitaremos la diseminación de las lesiones por todo el rostro y la formación de cicatrices.

 

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en La Roche-Posay, Piel grasa, Tratamientos

Dermatitis atópica

Hoy se celebra el día nacional de la enfermedad crónica de la piel más frecuente en la infancia, la dermatitis atópica. Entre un 10 y un 20% de los niños en países industrializados la padece, pero no solo es cosa de niños, si no que cada vez es más frecuente la continuación e incluso aparición en adolescentes y adultos.

Os podría hablar largo y tendido de esta patología cutánea porque entre otras cosas, yo misma la padezco, pero  hoy voy a limitarme a aclararos qué es, y como mantenerla a raya.

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria, pruriginosa, de evolución crónica ligada a los linfocitos T de la piel que suele cursar a modo de brotes. De carácter hereditario, esta dolencia suele asociarse a una piel seca que se irrita con facilidad. Es frecuente que quien la padece o algún familiar directo padezca asma, rinitis o alergias alimentarias, al conjunto de todo ello más la DA, se le denomina atopía.

El picor, la piel seca y las placas (eczema) son los síntomas que nos indican la presencia de DA aunque dichos síntomas pueden variar de un paciente a otro, cosa que complica su diagnostico y diferenciación de otras patologías.

Lo más característico de esta dermatitis es que cursa alternando periodos de brotes y remisiones. Los brotes son fáciles de diagnosticar ya que comienzan con un enrojecimiento de la piel (eritema), que da lugar a vesículas, exudación, costras, cicatrización y finalmente piel seca. Es durante el brote cuando el picor es más intenso y el riesgo de lesiones por rascado e infección es mayor.

Es fundamental llevar a cabo una serie de medidas higiénico-dietéticas no solo durante los brotes, sino también durante los episodios de calma para intentar que los brotes sean menos intensos y más distanciados en el tiempo. La utilización de productos inadecuados en el baño y en la hidratación del paciente atópico pueden desencadenar o agravar los brotes, de ahí que se recomiende usar productos adecuados para evitar la persistencia de la DA.

El baño ha de ser corto, nunca más de 10 minutos, siempre con agua que no supere los 34 grados, a ser posible sin esponjas ni manoplas y con un gel sin detergente (syndet) que no dañe la piel y que la hidrate p. ej. Lipikar Syndet de la Roche-Posay o el gel de Leti AT4 son dos de mis favoritos.

Tras el baño el secado debe hacerse sin frotar, a modo de golpecitos ya que si friccionamos o frotamos en exceso podemos aumentar la irritación de la epidermis.

Una vez retirado el exceso de agua debemos usar un emoliente  que forme una capa protectora en la superficie del estrato corneo reteniendo agua y aportando lípidos que restauran la barrera cutánea e impidiendo la penetración de alérgenos y sustancias irritantes, además este emoliente reestablece el equilibrio de la flora cutánea y controla el picor ayudando a espaciar los brotes p. Ej. Lipikar Baume AP para el brote y Lipikar leche para el mantenimiento o Leti AT4 leche corporal son algunos de los emolientes con los que yo he obtenido mejores resultados.

Cualquier producto que sea especifico para la piel atópica no debe contener conservantes, perfumes, ácido salícilico,… han de aplicase una ó dos veces al día, siempre después del baño y antes de salir al exterior especialmente en invierno. Hay que usar prendas sueltas de algodón que evitan el picor y dejan que la piel respire, materiales como la lana o la licra además de aumentar el picor pueden aumentar la sudoración de la piel y con ello la necesidad de rascar.

Los corticoides tópicos y los inhibidores de la calcineurina (tacrolimus, pimecrolimus) son muy útiles en el control del eczema y han demostrado ser muy seguros, no obstante siempre han de usarse durante los periodos de brote y bajo prescripción y supervisión médica.

Prometo que os volveré a hablar más detenidamente de la DA porque al igual que sucede con cualquier otra patología crónica, sé q puede ser difícil de llevar y controlar y cualquier información siempre es bien recibida no obstante os doy mi secreto para controlarla: hidratación, hidratación y más hidratación.

 

 

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en La Roche-Posay, Tratamientos

Cómo combatir bolsas y ojeras

Azules, negros, verdes,… podemos tener los ojos más bonitos del mundo pero  una mala noche, la alergia, una mayor retención de líquidos o una genética no demasiado buena, pueden hacer que solo veamos las bolsas y ojeras que los enmarcan, provocando un aspecto de cansancio y envejecimiento a todo el rostro.

Hoy, os voy a dar unas pautas de cómo tratar la zona periocular y ayudaros a eliminar las antiestéticas bolsas y ojeras. Antes sepamos qué son para identificar el problema y luego ponemos la solución.

Las ojeras son un cambio en la coloración de la piel del párpado inferior debido a un exceso de pigmentación superficial así como a una mayor fragilidad de los vasos sanguíneos. La acción conjunta se refleja en un oscurecimiento de los párpados inferiores que se hace más evidente con la edad.

Las bolsas por el contrario son un acumulo de grasa en dicha zona. A medida que envejecemos la grasa que protege al globo ocular se desplaza lo que puede generar un pequeño abultamiento por debajo de los ojos. El surco que se forma bajo la bolsa da la apariencia de una ojera de ahí que en ocasiones podamos llegar a pensar que tenemos las dos imperfecciones. Las bolsas pueden ser debidas a una retención de líquidos consecuencia de hipertensión arterial, alteraciones cardiacas, tiroideas, renales o hepáticas.

Como veis son dos imperfecciones diferentes, con orígenes diferentes pero con tratamientos similares, como los siguientes:

1.- Hay que abandonar cualquier hábito poco saludable que disminuya la circulación periocular así como la renovación celular en dicha zona: alcohol, tabaco, mala alimentación, pocas horas de sueño, estrés…

2.-Usar productos especiales para esta zona ya que la piel del contorno es hasta 10 veces más fina que la del resto del rostro.  Por su delicadeza, la piel alrededor del ojo no puede tolerar de forma apropiada productos cosméticos o filtros solares con una alta concentración de activos ya que tiene una mayor capacidad para absorberlos pudiendo causar problemas de hipersensibilidad.

3.-Realizar una limpieza minuciosa y delicada con un limpiador específico de ojos con el que impregnaremos un disco de algodón y presionaremos, sin frotar. De éste modo estamos llevando a cabo un drenaje linfático y una estimulación de la circulación al mismo tiempo que preparamos la piel para que el cosmético a aplicar después penetre totalmente y sea más efectivo. M2 facial oil-free eye make-up remover de M2 Beautè contiene ácido hialurónico y D-pantenol que mejoran la hidratación de la piel al mismo tiempo que ejerce una acción anti-inflamatoria.

4.-Aplicar el tratamiento de ojos justo después de la limpieza del rostro, mañana y noche, tras asegurarnos de que no tenemos en las manos restos de algún producto agresivo para los mismos. Una vez hayamos tratado los ojos continuaremos con nuestra rutina facial.

5.- Un tratamiento antioxidante optimizado, especifico para el contorno del ojo, es necesario para proteger esta delicada zona frente a las agresiones ambientales y disminuir los signos de fatiga. Recordad que el contorno de los ojos es la primera zona en reflejar los signos del envejecimiento. Aox Eye Gel de SkinCeuticals te ayudará a prevenir el fotoenvejecimiento y  mejorará desde la primera aplicación el aspecto de bolsas y ojeras.

6.- Entre los ingredientes a destacar en un contorno específico para bolsas y ojeras podemos encontrar venotónicos que mejoran la circulación periférica como ruscus aculeatus, activos con acción anti-inflamatorias como árnica, camomila o neurosensina, antioxidantes como la vitamina C y E que protegen las membranas celulares, descongestionantes como la cafeína o el dextrano e incluso, los más actuales llevan pigmentos reflectantes que reflejan la luz aportando luminosidad inmediata. Algunos de mis contornos anti bolsas y ojeras favoritos son: Eye Balm de SkinCeuticals, Pigmentclar de la Roche-Posay o Dioptigel y Diopticerne de Lierac.

6.- Usar una técnica adecuada para aplicar el contorno de ojos es primordial para aumentar la absorción del producto y por tanto, su eficacia. Para ello os diré que lo ideal es hacerlo mediante ligeros golpecitos marcando un círculo que va desde la ceja hasta la zona de la bolsa y ojera y nunca aplicándolo sobre el párpado móvil ya que aquí, el producto podría resbalar hasta penetrar en el ojo.

En el caso de las ojeras aplicaremos el producto desde el lagrimal hacia las sienes con movimientos de alisado. Si por el contrario tratamos las bolsas habrá que aplicar el contorno mediante ligeras presiones que favorezcan el drenaje linfático.

7.- El maquillaje, en última instancia puede ayudarnos a guardar el secreto. En el caso de las ojeras azules, por la teoría del color sabemos que el complementario del azul es el naranja (beige), de ahí que usemos un corrector de dicho color que siempre aplicaremos tras hidratar el contorno para evitar que el color se cuartee y de apariencia de más cansado.

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en M2 Beauté, Tratamientos