Cuidados diarios

Nociones para reconocer tu tipo de piel

Hoy día podemos encontrar en el mercado multitud de productos para el cuidado y tratamiento de nuestra piel. El surtido es tan inmenso que simplemente decantarte por una marca u otra, cuando no se tiene el conocimiento adecuado, puede ser un hecho bastante complicado, si a ello le sumamos qué queremos tratar (arrugas, acné, hiperpigmentaciones,…) y qué tipo de piel tenemos, la cosa puede llegar a ser un auténtico caos.

Yo tengo un lema: no existen malos dermocosméticos sino malas elecciones. Hoy os voy a dar unas breves nociones para diferenciar cual es vuestro tipo de piel pero recordad que el estado de la misma se ve afectado por multitud de factores como el clima, el estrés, la ingesta de determinados medicamentos,… pequeñas variantes que también hay que tener en cuenta a la hora de elegir los productos que compondrán una buena rutina dermocosmética.

Básicamente encontramos 5 tipos:

-          Piel normal. Es la piel propia de una persona joven, color rosado uniforme, tacto suave, sin arrugas, firme, bien irrigada, poros cerrados y pequeños, sin brillos, se broncea fácilmente y resiste bien los cambios de temperatura. Aunque son pieles “todoterreno” una ayuda extra de manos de un buen antioxidante como Serum 10 de SkinCeuticals nunca está de más.

-          Piel seca. Tanto si es ocasional o crónica, es debida a una disminución del contenido lipídico del estrato córneo, suele ser más frecuente en personas de edad avanzada, sometidas a determinados tratamientos médicos o trastornos hormonales y se caracteriza por un tono apagado, es más delgada, de aspecto mate, y tacto rugoso,  los poros suelen estar cerrados y son imperceptibles a simple vista, tiende a arrugarse más ya que es más fina y se broncea con dificultad. Los aceites son vuestros productos estrella como Elixir Premium de Lierac o Neovadiol Magistral Elixir de Vichy.

-          Piel grasa. Probablemente sea el tipo de piel más fácil de reconocer por el exceso de sebo que se manifiesta a modo de brillos, poros dilatados, tacto untuoso y más o menos áspero en función de las zonas y aunque se broncea bien no suele hacerlo de forma uniforme lo que junto a las cicatrices que suelen dejar los comedones que a veces aparecen, provoca la aparición de hiperpigmentaciones.  Actualmente líneas como Blemish+Age de SkinCeuticals o Effaclar de la Roche-Posay nos ofrecen una serie de productos con los que normalizar la actividad de las glándulas sebáceas.

-          Piel mixta. En ocasiones cuando no sabemos diferenciar nuestro tipo de piel, la mayoría de l@s usuari@s se decantan por este tipo, pues bien, si realmente tenéis una piel mixta, debéis presentar una zona T más grasa (frente, nariz y barbilla) y el resto del rostro o es normal o seco. Las ampollas Alfa Peeling de Martiderm para usar por la noche combinan la renovación e hidratación de todo tipo de pieles, especialmente de las mixtas, consiguiendo una unificación de tono y textura.

-          Piel sensible. Es aquella que reacciona ante estímulos que son indiferentes para el resto de pieles. Aunque suele ser de color, muy claro, las rojeces suelen estar más presentes de lo habitual así como el picor, tirantez y la sensación de calor. Es fundamental que quien la padece extreme las precauciones y absolutamente todo lo que use esté especialmente indicado y testado en pieles sensibles, de lo contrario podemos encontrarnos con situaciones bastante indeseables. Phyto Corrective de SkinCeuticals y Day Sense de Endocare son dos productos con los que poder olvidar tales inconvenientes.

 

Sé que solo os he indicado lo más característico de cada tipo de piel y que muchas veces tenemos casos especiales que no se pueden encasillar, por ello me comprometo a ayudaros de forma individual, a diagnosticar vuestro tipo de piel y a elegir los productos que compondrán vuestra rutina dermocosmética lo más correctamente posible. Quienes os podáis pasar por la farmacia os recuerdo que contamos con un SkinScope que nos ayuda en dicha tarea, para los demás, prometo escucharos, leer vuestros correos y seguir escribiendo en profundidad para que vuestra rutina dermocosmética sea perfecta.

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en Cuidados diarios, Endocare, La Roche-Posay, Lierac, Martiderm, Piel grasa, Piel mixta, Piel normal, Piel seca, Piel sensible, SkinCeuticals, Tratamientos

Tratamientos eficaces para la Rosácea

Sois muchos los que os acercáis hasta la oficina de farmacia solicitándonos información sobre el tratamiento de una de las afecciones cutáneas más frecuentes, la rosácea, y me doy cuenta de que a veces, incluso los mismos pacientes, desconocen en qué consiste esta patología, a qué se debe y cómo tratarla así que hoy os voy a dar unas nociones básicas para que podáis identificarla y controlarla.

La rosácea es un desorden vascular crónico, que afecta a la frente, nariz, mejillas, párpados y barbilla, es decir a la zona centro del rostro. Se caracteriza por presentarse a modo de episodios recurrentes de rubefacción, edema, enrojecimiento con aparición de pápulas, pústulas, arañas vasculares y fibrosis del tejido. Aunque puede aparecer a cualquier edad es más frecuente que aparezca entre los 30 y 50 años y suele afectar principalmente a personas de piel clara, siendo también más frecuente entre las mujeres debido a la clara incidencia hormonal que provoca una mayor debilidad de las paredes vasculares y dilatación de los vasos.

Esta dermatosis crónica se manifiesta de diferentes modos en función del estadio en que se encuentre y de las condiciones que nos rodean pero básicamente podemos definir tres fases:

Estadio 1.- Enrojecimiento leve, aparecen flushes (calor y rojez) y algunas arañas vasculares como reacción a estímulos externos (cambios de temperatura, alimentación,…)

Estadio 2.- Los flushes son cada vez más intensos y duraderos, puede aparecer eritema constante y algunas arañas vasculares siempre visibles. En muchas ocasiones aparecen lesiones inflamatorias como las pápulas y las pústulas sin comedones.

Estadio 3.- En el último estadio los flushes son muy severos, aparece eritema y edema, y las zonas donde se localizan las arañas vasculares tienen aspecto rugoso, pican,…

Como veis es fundamental consultar al dermatólogo ante los primeros síntomas y éste no solo pondrá el tratamiento oral y/o tópico necesario, si no que nos dará las recomendaciones adecuadas para evitar su evolución.

Aunque su origen no está muy claro, sí podemos hablar de factores desencadenantes como:

  • Cambios de temperaturas y temperaturas extremas.
  • Consumo de comidas picantes, bebidas calientes, alcohol,…
  • Uso continuado de corticoides de alta potencia.
  • Estrés y ansiedad.
  • Ejercicio físico.
  • Uso de cosméticos no adecuados.

 

Como ya os podéis imaginar evitar éstos factores desencadenantes es crucial para tratarla pero los siguientes consejos no lo son menos:

  1. Hay que llevar a cabo una limpieza minuciosa del rostro siempre con limpiadores suaves de texturas ligeras como la Solución Micelar de la Roche-Posay.
  2. El tónico en pacientes con rosácea es más que imprescindible, sobre todo aquellos con propiedades calmantes, venotónicas y otros activos que reduzcan la inflamación y el edema como Phyto Corrective de SkinCeuticals que es el fluido perfecto para calmar pieles fragilizadas o sensibles y que se puede usar como tónico después de la limpieza o como calmante, aplicándolo a lo largo del día las veces que necesitemos.
  3. Usar cremas que aporten la hidratación necesaria y al mismo tiempo calmen y disminuyan la intensidad de las rojeces. Redness Neutralizer de SkinCeuticals sin ser un medicamento, es capaz de actuar en las cuatro etapas de la cascada inflamatoria como el mejor de los corticoides, se puede usar tantas veces como nos sea necesario y ha demostrado científicamente que con su uso continuado, los flushes disminuyen en intensidad y duración. Otra alternativa es Rosaliac CC cream de la Roche-Posay tiene un poco de color perfectamente adaptable a cualquier piel de tono medio-claro que lo requiera.
  4. Evitar la exposición solar y usar siempre, y cuando digo siempre me refiero a también en invierno aunque esté lloviendo, un fotoprotector con un I.P. de 50+. Sheer Mineral de SkinCeuticals al ser un protector solar 100% mineral forma una película sobre la superficie cutánea que no solo refleja la radiación solar, sino que también actúa a modo de pantalla frente a los cambios de temperatura, humo,…
  5. La mayoría de pacientes con rosácea tienen una especial sensibilidad en la mucosa ocular por ello es especialmente importante usar un contorno de ojos extremadamente hipoalergénico como el recién llegado Toleriane ojos de la Roche-Posay para nutrir e hidratar o Skin Active de Neostrata si necesitamos corregir también los signos de la edad.
  6. Los maquillajes, coloretes,… han de ser totalmente hipoalergénicos y no solo se pueden usar, sino que es recomendable usarlos, especialmente los correctores de tono verde (Toleriane pincel corrector de la Roche-Posay) que contrarrestan el rojo de las zonas afectadas y las bases cubrientes (La gama Toleriane teint fluido de la Roche-Posay ) que hacen que el paciente se vea bien y por lo tanto se sienta bien consigo mismo.

Soy consciente de que la rosácea es una afección bastante complicada de tratar y de llevar, pero con paciencia, constancia  y con la ayuda de un buen dermatólogo y del arsenal dermocosmético del que disponemos, todo es posible.

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en La Roche-Posay, Piel sensible, Tratamientos