dextrano

Cómo combatir bolsas y ojeras

Azules, negros, verdes,… podemos tener los ojos más bonitos del mundo pero  una mala noche, la alergia, una mayor retención de líquidos o una genética no demasiado buena, pueden hacer que solo veamos las bolsas y ojeras que los enmarcan, provocando un aspecto de cansancio y envejecimiento a todo el rostro.

Hoy, os voy a dar unas pautas de cómo tratar la zona periocular y ayudaros a eliminar las antiestéticas bolsas y ojeras. Antes sepamos qué son para identificar el problema y luego ponemos la solución.

Las ojeras son un cambio en la coloración de la piel del párpado inferior debido a un exceso de pigmentación superficial así como a una mayor fragilidad de los vasos sanguíneos. La acción conjunta se refleja en un oscurecimiento de los párpados inferiores que se hace más evidente con la edad.

Las bolsas por el contrario son un acumulo de grasa en dicha zona. A medida que envejecemos la grasa que protege al globo ocular se desplaza lo que puede generar un pequeño abultamiento por debajo de los ojos. El surco que se forma bajo la bolsa da la apariencia de una ojera de ahí que en ocasiones podamos llegar a pensar que tenemos las dos imperfecciones. Las bolsas pueden ser debidas a una retención de líquidos consecuencia de hipertensión arterial, alteraciones cardiacas, tiroideas, renales o hepáticas.

Como veis son dos imperfecciones diferentes, con orígenes diferentes pero con tratamientos similares, como los siguientes:

1.- Hay que abandonar cualquier hábito poco saludable que disminuya la circulación periocular así como la renovación celular en dicha zona: alcohol, tabaco, mala alimentación, pocas horas de sueño, estrés…

2.-Usar productos especiales para esta zona ya que la piel del contorno es hasta 10 veces más fina que la del resto del rostro.  Por su delicadeza, la piel alrededor del ojo no puede tolerar de forma apropiada productos cosméticos o filtros solares con una alta concentración de activos ya que tiene una mayor capacidad para absorberlos pudiendo causar problemas de hipersensibilidad.

3.-Realizar una limpieza minuciosa y delicada con un limpiador específico de ojos con el que impregnaremos un disco de algodón y presionaremos, sin frotar. De éste modo estamos llevando a cabo un drenaje linfático y una estimulación de la circulación al mismo tiempo que preparamos la piel para que el cosmético a aplicar después penetre totalmente y sea más efectivo. M2 facial oil-free eye make-up remover de M2 Beautè contiene ácido hialurónico y D-pantenol que mejoran la hidratación de la piel al mismo tiempo que ejerce una acción anti-inflamatoria.

4.-Aplicar el tratamiento de ojos justo después de la limpieza del rostro, mañana y noche, tras asegurarnos de que no tenemos en las manos restos de algún producto agresivo para los mismos. Una vez hayamos tratado los ojos continuaremos con nuestra rutina facial.

5.- Un tratamiento antioxidante optimizado, especifico para el contorno del ojo, es necesario para proteger esta delicada zona frente a las agresiones ambientales y disminuir los signos de fatiga. Recordad que el contorno de los ojos es la primera zona en reflejar los signos del envejecimiento. Aox Eye Gel de SkinCeuticals te ayudará a prevenir el fotoenvejecimiento y  mejorará desde la primera aplicación el aspecto de bolsas y ojeras.

6.- Entre los ingredientes a destacar en un contorno específico para bolsas y ojeras podemos encontrar venotónicos que mejoran la circulación periférica como ruscus aculeatus, activos con acción anti-inflamatorias como árnica, camomila o neurosensina, antioxidantes como la vitamina C y E que protegen las membranas celulares, descongestionantes como la cafeína o el dextrano e incluso, los más actuales llevan pigmentos reflectantes que reflejan la luz aportando luminosidad inmediata. Algunos de mis contornos anti bolsas y ojeras favoritos son: Eye Balm de SkinCeuticals, Pigmentclar de la Roche-Posay o Dioptigel y Diopticerne de Lierac.

6.- Usar una técnica adecuada para aplicar el contorno de ojos es primordial para aumentar la absorción del producto y por tanto, su eficacia. Para ello os diré que lo ideal es hacerlo mediante ligeros golpecitos marcando un círculo que va desde la ceja hasta la zona de la bolsa y ojera y nunca aplicándolo sobre el párpado móvil ya que aquí, el producto podría resbalar hasta penetrar en el ojo.

En el caso de las ojeras aplicaremos el producto desde el lagrimal hacia las sienes con movimientos de alisado. Si por el contrario tratamos las bolsas habrá que aplicar el contorno mediante ligeras presiones que favorezcan el drenaje linfático.

7.- El maquillaje, en última instancia puede ayudarnos a guardar el secreto. En el caso de las ojeras azules, por la teoría del color sabemos que el complementario del azul es el naranja (beige), de ahí que usemos un corrector de dicho color que siempre aplicaremos tras hidratar el contorno para evitar que el color se cuartee y de apariencia de más cansado.

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en M2 Beauté, Tratamientos