dormir

Cómo cuidar la piel antes de dormir

Sé que después de un laaargo día de carreras, trabajo, niños, atascos, …. lo que menos nos puede apetecer es plantarnos delante del espejo a limpiarnos el rostro y aplicarnos nuestro tratamiento dermocosmético nocturno.

Quizás si os digo que después de un laaargo día de carreras, trabajo, niños, atascos,… estoy deseando dedicarme 5 minutos a mí, solo y exclusivamente a mí, quizás así, sí que no se nos olvidaría nunca algo tan fundamental y esencial para nuestra piel como es el tratamiento nocturno.

Durante las horas de sueño es cuando nuestra piel, que nunca duerme, aprovecha para aumentar la síntesis tisular de ahí que sea entonces cuando se lleve a cabo la reparación de todo el daño que sufre durante el día.

Hay tres pasos fundamentales que no debemos olvidar antes de irnos a la cama: limpiar, tonificar y tratar.

Aunque pensemos que tenemos la piel del rostro limpia porque ni siquiera nos hayamos maquillado, he de deciros que a lo largo de la jornada se va acumulando polvo, humo, células muertas, sudor,… que obstruyen los poros de la piel e impiden la normal renovación celular de la misma.

El uso de un limpiador facial bien sea leche limpiadora, gel, mouse, o solución micelar nos ayudará a eliminar cualquier impureza, solo hay que elegir el limpiador adecuado para nuestro tipo de piel.

Una vez limpio el rostro hay que aplicar un poco de tónico que no solo termina la limpieza, si no que ayuda a restablecer el pH de la piel y a cerrar el poro.

Finalmente tras la limpieza llega el momento de darle a nuestra piel lo que más necesita y  para ello primero debemos saber qué tipo de piel tenemos y cual es su principal necesidad ya que no es igual tratar una piel acnéica que una piel madura,… Una vez identificado la principal necesidad de la piel podemos aprovechar el momento de renovación celular para aplicar  productos  cuyos activos aumenten dicho proceso de forma directa o indirecta o bien que la renovación celular favorezca la penetración de dichos activos, por ejemplo:

-         Retinol 0.3 de SkinCeuticals, un concentrado de retinol puro que acelera la regeneración celular y estimula la síntesis de colágeno consiguiendo así eliminar arrugas, imperfecciones, hiperpigmentaciones,…

-         Las ampollas Alfa-Peeling de Martiderm que con su contenido en AHA, colágeno y ácido hialurónico renuevan e hidratan la piel preparándola para el posterior tratamiento facial.

-         Krono-Age Sérum de Martiderm, tratamiento global del envejecimiento cutáneo. Unas cuatro gotas son suficientes para conseguir una piel hidratada, reafrimada y reparadora.

-         Masque confort de Lierac. Si tienes una piel seca o necesitas un extra de hidratación aplica esta mascarilla tras una buena exfoliación de la piel y déjala actuar toda la noche, a la mañana siguiente tu rostro lucirá hidratado y confortable.

Creo que 5 minutos  mimando nuestra piel pueden aportarnos beneficios para toda la vida así que os animo a aprovecharos del “insomnio cutáneo” y si no sabéis que complemento nocturno sería el más idóneo para vuestro tipo de piel siempre podéis consultarme, estaré encantada de ayudaros.

 

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en Lierac, Martiderm, SkinCeuticals, Tratamientos, Trucos