elasticidad

Lo último de MartiDerm: Ampollas Skin Complex+ Black Diamond

El 2016 está recién estrenado y yo ya tengo mi lista de propósitos para este nuevo. Ya he comenzado a cumplirlos aunque reconozco que no sé por cuánto tiempo, porque como suele suceder, es más extensa de lo debido.

Además de llenarme de buenas intenciones, he echado la vista atrás para hacer repaso del año que ya pasó, y quedarme sólo con los buenos momentos. Mi evaluación del 2015 ha pasado por distintos aspectos, entre ellos el dermocosmético, y he visto que hay un nuevo producto que llegó a la oficina de farmacia en el mes de Diciembre que ha resultado ser todo un éxito y del que yo aún no os he hablado: Skin Complex+ Black Diamond de Martiderm, un tratamiento ultra-intensivo para combatir el envejecimiento cutáneo.

Los laboratorios Marti Tor nos han sorprendido con unas nuevas ampollas, un tratamiento antiedad y antioxidante apto para todo tipo de pieles, que puede ser usado de día y/o de noche durante todo el año sin necesidad de descanso y que tiene 3 objetivos fundamentales:

  • Iluminar la piel.
  • Retrasar la oxidación y, por tanto, el envejecimiento.
  • Aumentar la absorción de los proteoglicanos, lo que se traduce en una piel más hidratada y firme.

 

Con tales fines, Skin Complex+ es un combinado de activos ya más que conocidos por todos nosotros:

  • 5% Proteum 89+® molécula patentada por el laboratorio fabricante, que combina proteoglicanos de alto y bajo peso molecular como son el Versicán que se une al ácido hialurónico reteniendo agua, y el Decorín que estimula la formación de colágeno. Esta combinación consigue aumentar la firmeza y elasticidad de la piel a la vez que actúa como filtro solar biológico.
  • 15% de Vitamina C, el antioxidante por excelencia.
  • 5% de  una combinación de vitaminas A y E que actúan como antiradicales libres, F que nutre la piel y B5 que aporta suavidad y luminosidad.

 

A diferencia del resto de ampollas Martiderm, cada ampolla SkinComplex+ contiene emulsión suficiente para tres aplicaciones, que como os comentaba en un principio podemos usar por la mañana, por la noche o en ambos momentos, y siempre es combinable con otros tratamientos, factores de protección y maquillajes.

Os puedo asegurar que ha sido toda una revolución, uno de los productos más regalados esta Navidad y que es perfecto para recuperar la tonicidad y luminosidad de nuestra tez tras los excesos navideños, donde las copiosas comidas, con sus brindis respectivos y las pocas horas de sueño, han dejado huella. Así que si no habéis sido de los afortunados en usarlas en el 2015, os animo a que lo hagáis en este nuevo año, seguro que no os defraudarán.

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en Sin categoría

Retinol: la molécula antiedad por excelencia

A día de hoy el mercado dermofarmacéutico es enorme, y del de la cosmética, mejor ni hablamos. Tenemos tantas marcas, texturas, y activos que prometen resultados tan diversos y a la vez tan comunes que nos podemos volver loc@s intentando elegir el que más se adecua a nuestro tipo de piel y necesidades, pero como os comentaba, tod@s buscamos un objetivo: una piel más joven y saludable.

Con tal fin existen tres principios activos cada vez más demandados y que cualquier casa de dermocosmética que se precie usa en alguna de sus formulaciones: ácido hialurónico, vitamina C y retinol.

Permitidme que hoy os hable del que yo considero la molécula antiedad por excelencia: el retinol.

El retinol es la forma activa de la vitamina A, encargada de la formación y mantenimiento de las células epiteliales, el crecimiento óseo, el desarrollo, y la protección y regulación de la piel y las mucosas. Se conoce como retinol porque es fundamental para el buen funcionamiento de la retina y, por tanto, para el desarrollo de la visión. Cuando el retinol se oxida se transforma en ácido retinoico, que es la forma química de máxima eficacia.

El primer papel que desempeñó este activo dentro del mundo dermatológico lo hizo en el tratamiento del acné, pero los diversos estudios clínicos y médicos a los que se le ha sometido han permitido expandir su uso en la prevención y tratamiento del envejecimiento celular. En concreto, el retinol es capaz de:

  • Eliminar las arrugas. Gracias a su acción antioxidante evita el envejecimiento cutáneo.
  • Provocar una exfoliación de la piel, disminuyendo el tamaño del poro y eliminando cualquier imperfección.
  • Disminuir la intensidad y tamaño de las manchas.
  • Unificar el tono.
  • Aportar luminosidad.
  • Estimular la síntesis de colágeno y elastina aumentando la elasticidad de la piel.

El hecho de que sea una molécula tan activa hace que pueda ocasionar irritación, enrojecimiento o picor, de ahí que se aconseje:

  • Comenzar a usarlo a baja concentración e ir aumentando las aplicaciones de forma progresiva, de este modo la piel se acostumbrará sin manifestar ninguna reacción adversa.
  • Aplicarlo por la noche ya que durante el día puede reaccionar con la luz pudiendo generar manchas e incluso si la dosis es alta o nuestra piel más sensible, usarlo sólo durante el invierno.
  • Usar un fotoprotector a la mañana siguiente y reaplicarlo cada 2 horas.
  • En pieles normales-secas puede ser necesario un extra de hidratación.

Personalmente os diré que yo era muy reacia a su uso, especialmente porque tengo una piel bastante reactiva, pero a día de hoy estoy deseando que llegue el frío para volver a incorporarlo a mi rutina. Entre los concentrados de retinol existentes en dermofarmacia os diré que mis favoritos son: Retinol 0.3 de SkinCeuticals y Redermic R de la Roche-Posay, con ellos he visto como marcas, manchas, arrugas y otras imperfecciones han desaparecido a un ritmo abrumador.

Lo confieso, soy una adicta a este activo.

Publicado el por sdc en La Roche-Posay, SkinCeuticals, Tratamientos