MartiDerm

Lo último de MartiDerm: Ampollas Skin Complex+ Black Diamond

El 2016 está recién estrenado y yo ya tengo mi lista de propósitos para este nuevo. Ya he comenzado a cumplirlos aunque reconozco que no sé por cuánto tiempo, porque como suele suceder, es más extensa de lo debido.

Además de llenarme de buenas intenciones, he echado la vista atrás para hacer repaso del año que ya pasó, y quedarme sólo con los buenos momentos. Mi evaluación del 2015 ha pasado por distintos aspectos, entre ellos el dermocosmético, y he visto que hay un nuevo producto que llegó a la oficina de farmacia en el mes de Diciembre que ha resultado ser todo un éxito y del que yo aún no os he hablado: Skin Complex+ Black Diamond de Martiderm, un tratamiento ultra-intensivo para combatir el envejecimiento cutáneo.

Los laboratorios Marti Tor nos han sorprendido con unas nuevas ampollas, un tratamiento antiedad y antioxidante apto para todo tipo de pieles, que puede ser usado de día y/o de noche durante todo el año sin necesidad de descanso y que tiene 3 objetivos fundamentales:

  • Iluminar la piel.
  • Retrasar la oxidación y, por tanto, el envejecimiento.
  • Aumentar la absorción de los proteoglicanos, lo que se traduce en una piel más hidratada y firme.

 

Con tales fines, Skin Complex+ es un combinado de activos ya más que conocidos por todos nosotros:

  • 5% Proteum 89+® molécula patentada por el laboratorio fabricante, que combina proteoglicanos de alto y bajo peso molecular como son el Versicán que se une al ácido hialurónico reteniendo agua, y el Decorín que estimula la formación de colágeno. Esta combinación consigue aumentar la firmeza y elasticidad de la piel a la vez que actúa como filtro solar biológico.
  • 15% de Vitamina C, el antioxidante por excelencia.
  • 5% de  una combinación de vitaminas A y E que actúan como antiradicales libres, F que nutre la piel y B5 que aporta suavidad y luminosidad.

 

A diferencia del resto de ampollas Martiderm, cada ampolla SkinComplex+ contiene emulsión suficiente para tres aplicaciones, que como os comentaba en un principio podemos usar por la mañana, por la noche o en ambos momentos, y siempre es combinable con otros tratamientos, factores de protección y maquillajes.

Os puedo asegurar que ha sido toda una revolución, uno de los productos más regalados esta Navidad y que es perfecto para recuperar la tonicidad y luminosidad de nuestra tez tras los excesos navideños, donde las copiosas comidas, con sus brindis respectivos y las pocas horas de sueño, han dejado huella. Así que si no habéis sido de los afortunados en usarlas en el 2015, os animo a que lo hagáis en este nuevo año, seguro que no os defraudarán.

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en Sin categoría

La limpieza: un paso esencial en tu rutina

En multitud de ocasiones se acercan hasta la oficina de farmacia personas extremadamente preocupadas por el aspecto de su piel, gente que ha probado un gran surtido de dermocosméticos, han acudido a varios especialistas e incluso muchos de ellos se han sometido a tratamientos dermoestéticos y ésta es mi sorpresa: un porcentaje bastante alto de ellos no realiza el paso número uno de cualquier rutina dermocosmética, la limpieza.

Una buena limpieza consta de dos pasos: limpieza o desmaquillado y tonificación y es fundamental para que la estructura de la piel permanezca intacta, eliminar las células muertas, los restos de polvo, contaminación,… y, por supuesto, maquillaje en el caso de usarlo. Hay que eliminar cualquier impureza para que la piel respire, y si aplicamos algún dermocosmético, éste realice su función al 100% así que no me valen excusas como la falta de tiempo, el yo no me maquillo, o me aplico un poco de agua y listo.

Mi experiencia en la oficina de farmacia me indica que muchas veces abandonamos la limpieza por ignorancia o por malas experiencias con productos inadecuados. La importancia ya os la he comentado antes y respecto al limpiador hay multitud de ellos, capaces de adaptarse a cada tipo de piel, necesidad y gusto personal (por ejemplo, si prefieren la limpieza con o sin agua). Os indico brevemente las principales características de cada uno de ellos y para quién estaría indicado:

  • Agua micelar. Han llegado y se han convertido en las más demandadas porque son aptas para todo tipo de pieles, especialmente para quienes no tienen mucho tiempo y prefieren los “todo en uno”, en concreto, un agua micelar nos sirve para limpiar y tonificar ojos, labios y rostro. Para aplicarlas sólo hay que poner una pequeña cantidad en un disco de algodón e ir depositándolo por el rostro, tras ella y sin aclarar, pondremos nuestro tratamiento p. Ej. El agua micelar de la Roche-Posay.
  • Gel limpiador. Los aliados de las pieles grasas, requieren el uso del agua y suelen tener una gran capacidad de arrastre p. Ej. Acniover de Martiderm.
  • Leche limpiadora. Probablemente la más conocida porque es la que más tiempo lleva en el mercado. Está especialmente indicada para la limpieza de pieles secas o muy reactivas. Hay que aplicarlas emulsionando suavemente con los dedos y la mayoría de ellas se retiran, sin agua, con ayuda de un disco de algodón. P. Ej. Gentle Cleanser de SkinCeuticals.
  • Loción desmaquillante en gel. Aunque a veces puede confundirnos con los geles en esta ocasión estas lociones con textura gel no necesitan agua, se retiran con ayuda de un disco de algodón y están indicadas para limpiar una piel mixta o con tendencia grasa. Generalmente hacen la función de limpiar y tonificar con lo cual ahorran tiempo. P. Ej. De la Roche-Posay.
  • Mousse limpiador. Esta textura hace que su aplicación y posterior emulsión sobre la piel sea especialmente agradable. Requiere el uso del agua  y está indicado en la limpieza de las pieles mixtas p. Ej. Mousse limpiador de Caudalie.
  • Jabones. Aunque tradicionalmente han sido usados, a día de hoy solo se dejan para tratamientos de pieles muy grasas ya que debido a su alto poder de arrastre sensibilizan la piel. Lo que sí se suele usar bastante son los Syndet o jabones sin jabón que han sido formulados con detergentes sintéticos que no irritan la piel y algún activo sobreengrasante que lo hace más indicados para tratar pieles mixtas y secas.
  • Aceites limpiadores. Especialmente indicados para desmaquillar ojos y rostro, no alteran la piel y dejan una sensación de suavidad extrema. Se aplican directamente sobre el rostro con ayuda de las manos y se retiran con agua. Funcionan muy bien sobre pieles secas. P. Ej. El aceite fundente desmaquillante de Lierac.

Excepto cuando usemos un agua micelar o una loción desmaquillante en gel, tras el limpiador hay que poner un poco de tónico que complemente la limpieza, refresque y reestablezca el pH de la piel. Aquí podemos encontrar tónicos básicos que solo realicen tales funciones  o algunos más específicos a los que se le incorporan algunos activos que desempeñen otras funciones: cerrar el poro, disminuir la inflamación, mejorar la circulación,… p.EJ. Blemish+Age Solution reduce los poros en pieles grasas y con imperfecciones.

A este surtido de limpiadores me faltaría añadir las toallitas limpiadoras, a los que me gustaría indicaros que sólo deben ser usadas de forma puntual bien para retirar el maquillaje o para una limpieza esporádica, ya que usadas a diario, podrían resecar la piel e irritarla.

Como veis, hay limpiadores para todos los gustos, así que no me valen más excusas y por supuesto, no quiero a nadie más gastando tiempo y dinero en magníficos tratamientos dermocosméticos que sólo funcionan a la mitad porque no nos limpiamos el rostro previamente. Limpiar y tonificar son dos pasos básicos que jamás podemos olvidar.

Publicado el por sdc en Caudalie, Caudalie, Cuidados diarios, La Roche-Posay, SkinCeuticals

Cómo tratar el acné después del verano

Tras los días estivales donde hemos lucido una piel radiante ha llegado el otoño con sus días cada vez más cortos y más grises y con nuestra piel cada vez más deshidratada y apagada y lo que es peor, con más granos de lo habitual.

Durante el verano, incluso las pieles extremadamente grasas sufren una mejoría considerable ya que el sol se encarga de secar nuestra piel, pero nada más lejos de la realidad. Lo que sucede es que la radiación UV está hiperestimulando a las glándulas sebáceas de modo que cuando el buen tiempo nos abandona, no sólo volvemos a la rutina laboral y doméstica, si no que nos encontramos con un brote acneico donde nuestras glándulas sebáceas siguen produciendo sebo al mismo ritmo que durante la exposición solar.

Este brote lo podíamos haber evitado usando un fotoprotector adecuado, pero si aún así nos encontramos con más granos de los habituales tranquilos, hoy os voy a dar las pautas adecuadas para volver a la normalidad y os prometo que en un futuro os hablaré largo y tendido de los distintos tipos de acné, como tratarlos y prevenirlos.

Antes de comenzar con los pasos a seguir quiero que sepáis que el acné es una enfermedad crónica del folículo pilosebáceo que generalmente tiene una predisposición genética, diversos orígenes (alteración hormonal, medicación,…) y se manifiesta de diversas maneras haciendo que su tratamiento sea individualizado, combinado y prolongado en el tiempo. Para mantenerlo a raya, evitar las complicaciones y terminar eliminándolo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Limpiar la piel mañana y noche con un gel específico para pieles grasas que elimine toda sustancia de desecho producida por nuestra piel mientras dormimos, cualquier resto del tratamiento aplicado, células muertas, restos de maquillaje y suciedad. La limpieza es fundamental para mantener a raya el acné y hacer que el tratamiento aplicado después sea absorbido en su totalidad. Entre mis geles favoritos esté Effaclar Gel de la Roche-Posay y el recién llegado,  Acniover gel purificante de Martiderm.
  2. Aplicar un tónico astringente con ayuda de un disco de algodón. De este modo no solo complementaremos la limpieza llevada a cabo con el gel, si no que reestableceremos el pH de la piel, la tonificaremos y refrescaremos. SkinCeuticals Blemish + Age Solution es perfecto.
  3. Aplicar un sérum seboregulador que actúe en el origen de la lesión acnéica. Blemish+Age Defense de SkinCeuticals ha dado unos resultados asombrosos incluso en el tratamiento del acné adulto, además se puede usar como tratamiento, preventivo o coadyuvante de otros tratamientos médicos.
  4. En el caso de granos muy localizados, es decir cuando solo aparecen 2-3 granos, generalmente de mayor tamaño, pero no hay más lesiones, podemos aplicar un tratamiento localizado con cremas que contienen algún inhibidor de la bacteria P.Acnes, principal causante del acné. Cremas como Effaclar A.I. de la Roche-Posay. Estos dermocosméticos han de aplicarse sobre el grano y en un radio aproximado al de una moneda de 2 €.
  5. Aplicar una crema hidratante. Aunque se piense que al tener la piel grasa no necesitamos hidratar la piel, permitidme que os insista en que una cosa es el nivel hídrico de nuestra piel y otra el contenido lipídico y nosotros necesitamos que en cualquier piel se mantenga el equilibrio hidrolipídico de modo que hay que usar una hidratante oil free que también aporte algún extra: activos matificantes, reductores del poro,… los alfa y beta hidroxiácidos (glicólico, salicílico, láctico…) son de los activos más usados ya que producen un aumento de la tasa de renovación celular eliminando el tapón del canal folicular y haciendo que la grasa drene de forma habitual. Una magnífica crema para la hidratación oil free es SkinCeuticals Daily Moisture.
  6. Aunque estemos en otoño, no nos debemos olvidar del factor de protección, que no sólo nos aislará de la suciedad y radiación solar si no que evitará las posibles marcas. Eso sí, hay que usar una pantalla solar libre de grasa como Heliocare 360 gel oil free.
  7. Podemos camuflar las lesiones con un buen maquillaje que no ocluya el poro, permita la transpiración, sea oil-free y a ser posible lleve algún activo matificante que elimine los brillos. Lo ideal es aplicar tras el tratamiento un corrector verde que neutralice el rojo de las lesiones y tras él apliquemos el maquillaje de un tono lo más similar a nuestra piel. La Roche-Posay cuenta con una variedad de texturas y tonos capaces de adaptarse a todo tipo de pieles.

Un último consejo que a veces considero tan obvio que suelo olvidar: nunca, bajo ningún concepto, manipuléis las lesiones, solo conseguiríais que empeorasen y generasen unas cicatrices difíciles de eliminar. Con paciencia y perseverancia el acné se puede controlar y hacer desaparecer.

Publicado el por sdc en Sin categoría

“Operación vacaciones” en unos sencillos pasos

Una semana, dos días, 17 horas y 25 minutos… como veis estoy contando el tiempo que me queda para disfrutar de unos días de sol y playa, porque aunque es en Junio, estoy segura de que me va a hacer un tiempo espectacular.

No solo he buscado destino, si no que ya me he hecho de unas gafas de sol, una toalla, un buen libro, un sombrero y un par de biquinis y llevo un tiempo con lo que yo denomino “operación vacaciones”.

Sí, habéis leído bien, “operación vacaciones”, y es que yo cuando los días de descanso están cerca me gusta mimar mi cuerpo un poquito más de lo habitual para que la sal, el cloro, la arena, el sol,… no causen daños que emborronen unos días muy esperados.

Hoy vengo dispuesta a contaros en que consiste ese plus de cuidado, pero no os asustéis, son unos simples pasos que generalmente llevo a cabo durante todo el año pero llegado este tiempo sigo de forma más constante:

  • Un mes antes de la exposición solar comienzo a tomar un nutricosmético como Heliocare cápsulas, un fotoinmunoprotector con acción antioxidante y fotoprotectora que me ayudará combatir los radicales libres, hará que mi piel esté más resistente a las agresiones fortaleciéndola frente a las quemaduras y rojeces, lo continúo tomando durante la exposición solar y aproximadamente otro mes después para que mi moreno sea homogéneo y duradero.


  • Exfolio mi cuerpo con un poco más de frecuencia que durante el resto del año para que la piel me quede aún más lisa, los poros perfectamente limpios y para que la posterior hidratación sea aún más efectiva para ello uso el Exfoliante Crushed Cabernet de Caudalíe. Cuanto más limpia e hidratada esté la piel, más bonito será el moreno que luzcamos y al menos yo, quiero que sea muy, muy bonito.



  • Generalmente nunca me olvido de aplicar mi Phloretin CF de SkinCeuticals, pero en este tiempo menos aún ya que necesitamos protegernos del 100% de la radiación, y ésto sólo lo conseguimos con un antioxidante como los de SkinCeuticals y un buen protector solar.

  • Otro punto a no olvidar es el pelo, un extra de hidratación en este tiempo nunca está de más, para ello Phyto ha lanzado una nueva línea Phytokeratine Extreme con un champú, acondicionador y mascarilla para tratar cabellos extremadamente secos o estropeados.

 

Aunque parecen muchos pasos realmente sólo se trata de hacer más hincapié en la renovación celular y la hidratación pero os aseguro que lo mejor de las vacaciones es hacer aquello que realmente te apetezca y por supuesto volver al trabajo con las pilas súper cargadas así que os aviso, me voy unos días pero volveré tan pronto que no os dará tiempo a echarme de menos.

Publicado el por sdc en Sin categoría

La importancia de escoger el peeling adecuado

Hoy se ha acercado hasta la oficina de farmacia una chica joven, con una tez blanca, y unas tremendas erosiones rojas en los pómulos como consecuencia de un peeling casero, mal elegido y mal aplicado. Ha sido en ese momento cuando he caído en la cuenta de que algo tan recomendado dentro de un protocolo dermocosmético puede ser una gran incógnita que hoy vengo dispuesta a resolver.

Un peeling, exfoliación o descamación es un proceso de destrucción de queratina que causa una disminución del grosor del estrato córneo ya que consigue eliminar las primeras capas cornificadas. Al eliminar estas primeras capas, nos estamos deshaciendo de aquello que está en ellas y no nos interesa: arrugas, grasa, manchas,..  y conseguimos una mejor penetración de cualquier dermocosmético que apliquemos tras él, pero corremos el riesgo de disminuir la función barrera de la piel, de ahí que siempre debamos ser precavidos.

Todos soñamos con una piel joven, luminosa, de tono homogéneo, con una correcta secreción grasa y un óptimo nivel de hidratación y para ello, nada mejor que llevar a cabo un peeling de vez en cuando, pero cuidado, para conseguir tales beneficios hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Tipo de piel.
  • Edad.
  • Historial médico.
  • Objetivo del peeling.
  • Realizar una limpieza en profundidad antes de llevarlo a cabo.
  • Usar un fotoprotector a la mañana siguiente.
  • Es preferible llevar a cabo peelings más suaves y con más frecuencia que uno agresivo esporádicamente.

 

En general existen dos tipos de peelings:

  • Físicos. Fueron los primeros en llegar y consisten en una acción mecánica de exfoliación. Aunque a veces pueden parecer bastante rudos, personalmente os diré que me encantan porque los podemos aplicar solo en determinadas zonas del rostro, y al distribuirlos con las yemas de los dedos seremos nosotros mismos los que controlaremos la erosión que se lleve a cabo. Entre mis favoritos: la crema exfoliante desincrustante de Caudalíe o el exfoliante facial de Martiderm, ambos con microgránulos que consiguen una erosión de la piel.
  • Químicos. Son los más usados hoy día y consisten en la aplicación de una sustancia química sobre la cara para que posteriormente se desprendan las capas más superficiales que serán sustituidas por otras de mejor calidad al tiempo que aumentan la síntesis de colágeno y elastina, lo cual se refleja en una piel más firme y lisa. Entre los peelings químicos permitidme destacar dos: Citriate home peeling system de Neostrata, a base de ácido glicólico, cítrico y lactobiónico entre otros y las ampollas alfa-peeling de Martiderm elaboradas a base de AHA, colágeno marino y ácido hialurónico.

La realización de un peeling no solo nos ofrece beneficios por sí mismo, si no que  consigue que los poros de la piel estén perfectamente limpios facilitando el paso de cualquier activo de modo que es una buena forma de sacarle el máximo rendimiento a nuestros dermocosméticos.

Reconozco que soy una adicta a los peelings, me encanta sentir mi piel extremadamente limpia y suave pero os aseguro que elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades y tipo de piel no siempre es tarea fácil e incluso pieles muy sensibles, reactivas o con alguna patología cutánea, han de prescindir de ellos.

Tanto si ya usáis uno como si estáis pensando incorporarlo a vuestra rutina dermocosmética recordar que los beneficios de un peeling son enormes pero sus inconvenientes también pueden llegar a serlo.

Para cualquier consulta sobre dermocosmética me tenéis a vuestra disposición en Farmacia Cervantes. Podéis pedir cita en el 958 13 01 41 o escribirma a cosmeticadefarmacia@gmail.com.

 

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en Sin categoría