sheer mineral

Estrés y acné ¿qué hacer?

Hace algunos días recibimos la consulta de una de nuestras seguidoras, Raquel. Nos planteaba una duda acerca del acné por estrés. Estoy segura de que resultará de interés para vosotros:

Hola Elisabel: Tengo 44 años y la piel mixta deshidratada, pero cuando paso mucho estrés me salen granitos en la zona de la mandíbula y el cuello. También tengo algunas manchas de antiguos granos. Ahora me noto la piel muy seca porque no encuentro la crema adecuada. ¿Podrías ayudarme?

Hola Raquel,

Ten por seguro que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que puedas olvidarte de esos granos y esas marcas de una vez por todas.

El uso de productos antigrasa tiene un “problema” y es que si no escogemos los adecuados o no los usamos correctamente, nuestra piel se deshidrata, de ahí que notes tirantez y sensación de deshidratación, pero tranquila que tiene solución.

La limpieza puedes realizarla con un jabón nuevo que Martiderm acaba de lanzar, Acniover perfecto para pieles grasas o mixtas con tendencia grasa, que no tiene alcohol con lo cual no reseca y sí que consigue realizar una limpieza en profundidad.

Dentro de tu rutina dermocosmética hay unos productos que no te deben faltar:

  • Phloretin CF de SKinCeuticals, un tratamiento antioxidante de amplio espectro que ayuda a proteger la piel del fotoenvejecimiento prematuro y reduce los signos visibles de la edad, especialmente la intensidad de manchas y el tono no uniforme de la piel, así como las líneas de expresión y arrugas. Es tan potente que bastan unas 4-5 gotas aplicadas sólo por la mañana para cubrir rostro, cuello y escote.
  • Tras él has de poner un poco de Blemish+Age Defense, un sérum a base de ácidos exfoliantes que disminuye las imperfecciones y corrige los signos del envejecimiento. Su fórmula contiene un inhibidor de la producción de sebo y disminuye la inflamación de esos granos que no consigues hacer desaparecer. Puedes usarlo mañana y/o noche en función de cómo de grasa notes tu piel.
  • Para que no notes la piel deshidratada, lo ideal es que uses al menos una vez al día una crema hidratante totalmente libre de grasa como Daily Moisture, que además de recuperar el  nivel hídrico de la piel, ayuda a reducir el tamaño del poro. Es una crema ultraconcentrada de modo que con muy poca cantidad es suficiente para conseguir tales efectos.
  • Para evitar que las marcas que tienes se acentúen más o que aparezcan nuevas, es fundamental usar un buen fotoprotector y ya para seguir en la misma línea de activos puros a la dosis máxima tolerada por la piel que nos ofrece SkinCeuticals, te recomiendo Sheer Mineral UV Defense o la versión con color Mineral Radiance UV, ambos son fotoprotectores 100% minerales de modo que no son absorbidos por la piel, y son capaces de reflejar cualquier radiación que llegue hasta ellos.

 

Un último consejo: asegúrate de que absolutamente todos los productos que apliques sobre tu rostro sean totalmente libres de grasa y bajo ningún concepto, toques los granos, con ello sólo conseguirías que el grano se transforme en una marca que te acompañará durante mucho tiempo.

Publicado el por sdc en Sin categoría

Tratamientos eficaces para la Rosácea

Sois muchos los que os acercáis hasta la oficina de farmacia solicitándonos información sobre el tratamiento de una de las afecciones cutáneas más frecuentes, la rosácea, y me doy cuenta de que a veces, incluso los mismos pacientes, desconocen en qué consiste esta patología, a qué se debe y cómo tratarla así que hoy os voy a dar unas nociones básicas para que podáis identificarla y controlarla.

La rosácea es un desorden vascular crónico, que afecta a la frente, nariz, mejillas, párpados y barbilla, es decir a la zona centro del rostro. Se caracteriza por presentarse a modo de episodios recurrentes de rubefacción, edema, enrojecimiento con aparición de pápulas, pústulas, arañas vasculares y fibrosis del tejido. Aunque puede aparecer a cualquier edad es más frecuente que aparezca entre los 30 y 50 años y suele afectar principalmente a personas de piel clara, siendo también más frecuente entre las mujeres debido a la clara incidencia hormonal que provoca una mayor debilidad de las paredes vasculares y dilatación de los vasos.

Esta dermatosis crónica se manifiesta de diferentes modos en función del estadio en que se encuentre y de las condiciones que nos rodean pero básicamente podemos definir tres fases:

Estadio 1.- Enrojecimiento leve, aparecen flushes (calor y rojez) y algunas arañas vasculares como reacción a estímulos externos (cambios de temperatura, alimentación,…)

Estadio 2.- Los flushes son cada vez más intensos y duraderos, puede aparecer eritema constante y algunas arañas vasculares siempre visibles. En muchas ocasiones aparecen lesiones inflamatorias como las pápulas y las pústulas sin comedones.

Estadio 3.- En el último estadio los flushes son muy severos, aparece eritema y edema, y las zonas donde se localizan las arañas vasculares tienen aspecto rugoso, pican,…

Como veis es fundamental consultar al dermatólogo ante los primeros síntomas y éste no solo pondrá el tratamiento oral y/o tópico necesario, si no que nos dará las recomendaciones adecuadas para evitar su evolución.

Aunque su origen no está muy claro, sí podemos hablar de factores desencadenantes como:

  • Cambios de temperaturas y temperaturas extremas.
  • Consumo de comidas picantes, bebidas calientes, alcohol,…
  • Uso continuado de corticoides de alta potencia.
  • Estrés y ansiedad.
  • Ejercicio físico.
  • Uso de cosméticos no adecuados.

 

Como ya os podéis imaginar evitar éstos factores desencadenantes es crucial para tratarla pero los siguientes consejos no lo son menos:

  1. Hay que llevar a cabo una limpieza minuciosa del rostro siempre con limpiadores suaves de texturas ligeras como la Solución Micelar de la Roche-Posay.
  2. El tónico en pacientes con rosácea es más que imprescindible, sobre todo aquellos con propiedades calmantes, venotónicas y otros activos que reduzcan la inflamación y el edema como Phyto Corrective de SkinCeuticals que es el fluido perfecto para calmar pieles fragilizadas o sensibles y que se puede usar como tónico después de la limpieza o como calmante, aplicándolo a lo largo del día las veces que necesitemos.
  3. Usar cremas que aporten la hidratación necesaria y al mismo tiempo calmen y disminuyan la intensidad de las rojeces. Redness Neutralizer de SkinCeuticals sin ser un medicamento, es capaz de actuar en las cuatro etapas de la cascada inflamatoria como el mejor de los corticoides, se puede usar tantas veces como nos sea necesario y ha demostrado científicamente que con su uso continuado, los flushes disminuyen en intensidad y duración. Otra alternativa es Rosaliac CC cream de la Roche-Posay tiene un poco de color perfectamente adaptable a cualquier piel de tono medio-claro que lo requiera.
  4. Evitar la exposición solar y usar siempre, y cuando digo siempre me refiero a también en invierno aunque esté lloviendo, un fotoprotector con un I.P. de 50+. Sheer Mineral de SkinCeuticals al ser un protector solar 100% mineral forma una película sobre la superficie cutánea que no solo refleja la radiación solar, sino que también actúa a modo de pantalla frente a los cambios de temperatura, humo,…
  5. La mayoría de pacientes con rosácea tienen una especial sensibilidad en la mucosa ocular por ello es especialmente importante usar un contorno de ojos extremadamente hipoalergénico como el recién llegado Toleriane ojos de la Roche-Posay para nutrir e hidratar o Skin Active de Neostrata si necesitamos corregir también los signos de la edad.
  6. Los maquillajes, coloretes,… han de ser totalmente hipoalergénicos y no solo se pueden usar, sino que es recomendable usarlos, especialmente los correctores de tono verde (Toleriane pincel corrector de la Roche-Posay) que contrarrestan el rojo de las zonas afectadas y las bases cubrientes (La gama Toleriane teint fluido de la Roche-Posay ) que hacen que el paciente se vea bien y por lo tanto se sienta bien consigo mismo.

Soy consciente de que la rosácea es una afección bastante complicada de tratar y de llevar, pero con paciencia, constancia  y con la ayuda de un buen dermatólogo y del arsenal dermocosmético del que disponemos, todo es posible.

Publicado el por Elisa Isabel Roldán Jiménez en La Roche-Posay, Piel sensible, Tratamientos